La primera vez que hice cacerola de arroz verde fue en 1998, en esa época  ayudaba a mi mamá con las cenas en casa, la receta es de Fanía de Galindo (¡Gracias!)  y publicó en uno de mis libros de recetas favoritos, el primer volumen de Recetas de familia de Nutre Hogar.

A todos les encantó y se volvió el plato insignia de cualquier ocasión especial. Me iba para la playa con amigos… “Maité, trae el arroz”. Cumplía alguien en la casa, “Maité, el arroz”,  «sobro pavó de la cena de Navidad… buenísimo con el arroz”. La he hecho tanto que puedo decir que ya hago las cosas “al ojo”, la receta la fui variando hasta que la convertí en mía.


Cuando revisé el recetario y me encontré con la receta mi corazón saltó, mi receta favorita versión Julia y le busqué acompañante, unos plátanos con queso del país, maridaje perfecto de dulce con salado, y así mato dos pájaros de un tiro para cumplir con los tiempos de este reto. 39 recetas en 34 semanas, voy por la sexta semana y llevo 7 recetas así que voy bien.
Voy al súper, saco la receta, leo los ingredientes, pide 30 centavos de perejil, hoy en día eso es como $2.50 y esta receta no lleva las famosas cremas condensadas… ¡no no no.. cómo va a ser, en mi mundo el arroz verde TIENE que llevar las sopas, así que Julia… no seguí la receta tal cual!, luego sigo leyendo y dice “prepare un adobo de gallina con puerco”… ¡Ajá!, ¿Y cómo con qué? ¿Qué  ingredientes tendría el “adobo” de mi abuela? Pido ayuda… whatsapp a la tía Julieta de Diego de Fábrega, mando foto de la receta y ella me manda instrucciones que sigo casi al pie de la letra. ¡Gracias, tía!
Está receta es súper especial para mí, y creo que más nunca haré la que siempre hacía, esta, la nueva, la mezcla de la mía, con la de Julia y el procedimiento de las carnes con “adobo” de la tía Julie ha sido un éxito.
A mi familia le encantó el arroz y a mis compañeros de trabajo también; ellos tuvieron la suerte de acompañarlo con tajadas con queso blanco del país y mucha mantequilla.
Horas después uno de ellos me comentó que lo transporté a su infancia y al país que dejó atrás y que le recordé al sabor de la comida que le preparaba su mamá, ¡que satisfacción la mía! Barrigas llenas, corazones contentos.

Receta 34: Arroz verde

Haga click aquí para ver la receta

Receta 33: Plátanos con queso

Haga click aquí para ver la receta