Procedimiento

0/0 pasos realizados
  1. Precaliente el horno a 375ºF.
  2. Corte la mantequilla en cubos chicos y refrigere hasta la hora de usar. Es importante que la mantequilla esté fría.
  3. En un bol mezcle la harina, el azúcar, el bicarbonato de soda, la sal y la ralladura de limón.
  4. Haga buttermilk, en un recipiente mezcle la leche y el limón o el vinagre, deje reposar por 15 minutos. Reserve.
  5. Agregue la mantequilla fría poco a poco y con la yemas de los dedos incorpore la mantequilla a la harina, sin amasar. Esto se hace para que en los scones queden con flecos de mantequilla. Incorpore hasta que textura de pan rallado.
  6. Agregue el buttermilk y mezcle sin amasar.
  7. Enharinamos una superficie para trabajar. Coloque la masa y con un rodillo extienda la masa de scone.
  8. Corte con un cortador para galletas redondo. Coloque en una bandeja para hornear engrasada.
  9. Mezcle la yema de huevo con agua y pinte la superficie de cada scone.
  10. Hornee de 20 a 25 minutos.
  11. Cuando estén dorados saque del horno y coma caliente con mantequilla y mermelada.