Coloque las flores de lirio, los hongos secos, la soya, las algas negras y los fideos de cabello de ángel en agua una hora antes de cocinar. Escurra.

Pique el repollo en tiras y corte las hojas de lechuga a la mitad. Corte los trozos de tofu a la mitad. Pique la zanahoria en láminas delgadas, la cebollina en trozos de dos pulgadas y el cilantro finamente. Machaque el jengibre y el diente de ajo.

Caliente un wok a fuego alto. Agregue el aceite y deje que caliente bien. Añada el jengibre, el ajo y dore. Incorpore el repollo, la lechuga, las habichuelas, las flores de lirio, los hongos, la soya, el tofu, la zanahoria y las algas, y saltee por un minuto. Rocíe con un poco de agua para evitar que se seque y continúe revolviendo por un minuto. Agregue sal, y salsa de soya y de ostión al gusto. Añada los fideos y saltee por un minuto más; por último, agregue la cebollina y el cilantro. Sirva de inmediato.

Tip: los chinos no acostumbran a comer nada crudo, y todo lo preparan en el momento. Sin embargo, los vegetales de hoja se marchitan muy fácilmente después de cocinar. Antes de cocinar los vegetales verdes, como la lechuga, el pak choi y el repollo chino, ponga a hervir un poco de agua, agregue un par de gotas de aceite y sumerja los vegetales por un par de segundos.