En una sartén caliente el aceite y sofría la cebolla, la zanahoria y el ajo hasta que estén tiernos, por aproximadamente 10 minutos.

En una licuadora o procesador de alimentos coloque los garbanzos y el sofrito de vegetales, añada 3/4 tazas de agua y agregue sal al gusto y licúe.

Rectifique el punto de sal y sirva la salsa sobre la pasta corta caliente.

Decore con cilantro picado y queso parmesano.